Pin It

Un día en el Ceip Azorín de Monóvar

Hoy hemos estado de visita en una clase de segundo en el Colegio Azorín de Monóvar. Llevan un tiempo estudiando los recursos naturales, y entre ellos, el uso responsable del agua. Y es por ello, que nos invitaron para contarles de primera mano cual es el impacto negativo sobre el medio ambiente del uso de los productos de limpieza y por qué nosotros decidimos fabricar productos ecológicos.

Nos encanta como los niños y niñas están tan sensibilizados con el cuidado y el respeto por el planeta y como son capaces de asimilar el daño y el remedio, con algo tan cotidiano como la limpieza en casa.

Mónica Amorós en su exposición

Han sabido detectar cuales son las propiedades beneficiosas de un producto ecológico: la reducción de sustancias peligrosas, el empleo de la cantidad adecuada sin malgastar producto y la correcta gestión de los envases vacíos, entre otras. Les hemos explicado que existen una serie de normas que definen las características de un producto ecológico y que deben cumplirse para que el limpiador pueda lucir ese sello ecológico. En nuestro caso, la Flor de la Etiqueta Ecológica Europea.

Noelia Gutiérrez enseñando como hacemos los producto los chicos de la clase

Nuestras técnicas, que además son responsables del departamento técnico y del departamento de medio ambiente, hicieron una clase magistral de formulación a pequeña escala de un limpiador multiusos ecológico, explicando de manera práctica cuales son los ingredientes mayoritarios y cuales los minoritarios, y el proceso de homogeneización de una disolución. Quedando debidamente pactado entre ambas partes el secreto industrial de la fórmula. Luego cada niño puso nombre a su botella de limpiador, el cual será utilizado para la limpieza y mantenimiento de sus pupitres. Tendremos en cuenta nombres como “Limpia beautiful” o “Limpiatoys” para próximos lanzamientos.

Los chicos/as de la clase de 2n con Noelia y Mónica

Entradas relacionadas:

Todavía no hay opiniones. ¡Anímate!

Deja un comentario

Porque no todo el monte es orégano ni toda la química es dañina