Pin It

Cabello graso. ¿Por qué se produce? ¿Cómo solucionarlo?

160310 CABELLO GRASO BLOG

El cabello graso o seborrea, es un trastorno de la producción del sebo por las glándulas sebáceas. No sólo hay un aumento de grasa, sino que también cambia su composición química. Por esta razón el sebo se espesa y  no pude salir libremente de modo que  los folículos quedan obstruidos debida a la densa y amarillenta grasa. La seborrea se caracteriza principalmente por proporcionar a los cabellos un aspecto graso y apelmazado y por una sensación de picor desagradable.

Debemos recordar que el sebo o grasa sin exceso no es mala para nuestro cabello ya que es la que nos lo protege y lo mantiene hidratado.

El cabello graso  es fácilmente reconocible ya que se vuelve brillante y algo pegajoso e incluso sucio.

La apariencia de este tipo de cabellos no es agradable e incluso se vuelve difícil de peinar. En muchas ocasiones puede sentirse también que el pelo desprende un olor especial generado por un proceso oxidativo.

Causas.

Externas:

Es uno de los factores más comunes de la seborrea pero a la vez, de los más difíciles de subsanar, es un exceso de polución y contaminación. Las partículas contaminantes en el aire afectan directamente al cabello y la grasa se produce con el fin de protegerlo.

Tocarse mucho el cabello con las manos para colocarlo, peinarlo en exceso y cepillarlo es también una causa externa de la grasa en el pelo. Se debe a que este tipo de acciones provocan una manipulación enérgica que hace que el sebo engrase el cabello.

Internas:

Además de los factores externos que pueden causar o influir en la aparición de grasa, existen otras causas internas capaces de provocarla. Principalmente nos encontramos con 4 causas:

–          Las hormonas. El sebo se produce a través de las glándulas sebáceas y éstas son controladas por las hormonas. Una manipulación o alteración hormonal puede provocar que las glándulas sebáceas no ejecuten su tarea correctamente aumentando el nivel de secreción.

–          Alteraciones del sistema nervioso. Estrés, ansiedad y ciertas enfermedades neurológicas.

–          Las dietas ricas en grasas e hidratos de carbono, parece que agudizan la seborrea, aunque no está demostrado al 100%.

–          La temperatura ambiental produce hiperhidrosis, lo que facilita la difusión del sebo.

¿Cómo regular esta afección?

A todos nos gusta ir limpios y verdaderamente las personas que parecen esta afección, aunque se duchen todos los días, el cabello les puede jugar malas pasadas y crearles un aspecto que denote lo contrario. Por eso desde ENDEMIC hemos investigado para desarrollar un champú que sea capaz de regular la producción de sebo sin ningún tipo de “efecto rebote”, es decir, consiguen precisamente el efecto opuesto, un incremento en la secreción de grasa capilar.

Nuestro champú purificante PURE, está especialmente formulado para cabellos grasos dado que contiene un serie de extractos vegetales que combaten esta afección sin este indeseable “efecto rebote”.

El champú purificante PURE limpia en profundidad y ayuda a regular la producción de grasa gracias a los tensioctivos vegetales que contiene:

–          ALFA-HIDROXIÁCIDOS que eliminan las células muertas, favoreciendo la renovación celular y dejando el cuero cabelludo limpio y libre de impurezas, estos actúan como un exfoliante.

–          TERPENOS DEL ACEITE DEL ÁRBOL DEL TÉ, que desbloquean y regulan las glándulas sebáceas y estimulan el libre flujo de los aceites humectantes del organismo.

–          POLIFENOLES DE LA JARA, aporta un efecto antioxidante y un efecto antiinflamatorio que revitaliza el cuero cabelludo.

–          MENTOL, tonifica y refresca el cuero cabelludo, activando la circulación y fortaleciendo el cabello.

Un buen complemento para este champú es el acondicionador BALANCE que hidratara el cabello gracias a:

–          Los Polisacáridos vegetales que alisan la fibra capilar dejándola suave y fácil de peinar.

–          Manteca de Karité, nutre en profundidad y revitaliza el cabello, proporcionando suavidad a la vez que calma el cuero cabelludo. Potencia el brillo del cabello.

–          Aceite esencial de Lavanda, que también nos ayuda a regular la producción de grasa.

–          Extracto de Caléndula que posee una acción antiséptica, cicatrizante y emoliente, suavizando la dermis del cuero cabelludo.

Es importante saber que para este tipo de cabellos no debemos ponernos el acondicionador en las raíces, pues a estas no les hace falta hidratación, simplemente aplicaríamos una pequeña cantidad en las puntas para ayudar al desenredado.

También tenemos que tener precaución a la hora del lavado, no debemos frotar con demasiada intensidad, ya que estimularemos las glándulas sebáceas.

Un saludo 🙂

 

Entradas relacionadas:

Todavía no hay opiniones. ¡Anímate!

Deja un comentario

Porque no todo el monte es orégano ni toda la química es dañina