Pin It

ALTERACIONES ESTRUCTURALES DEL CABELLO

160316 Alteraciones estructurales BLOG

Como seguro que muchos de nosotros no tenemos ni idea de estas alteraciones, os las vamos a presentar para que podáis, al menos, tener idea de ellas y que podáis saber que las alteraciones adquiridas, tienen tratamiento.

Las alteraciones del cabello se pueden clasificar, según su origen, en congénitas, si la anomalía se presenta desde el nacimiento, o en adquiridas, si la alteración se desarrolla a lo largo de la vida. Estas alteraciones adquiridas pueden estar causadas por causas internas como, deficiencia nutricional, intoxicaciones, trastornos endocrinos, anemias o por causas externas, relacionadas con factores ambientales, mecánicos y químicos.

Alteraciones estructurales congénitas.

  • MONILETRIX: alteración hereditaria caracterizada por lo escaso y frágil del cabello, suele acompañar de hiperqueratosis folicular. Parece ser debida a una degeneración de las células germinativas del cabello.

El tallo capilar muestra zonas de estrechamiento alternados con zonas abultadas. Estas últimas presentan el pelo normal, mientras que los estrechamientos son regiones sin médula fáciles de fracturar. Puede aparecer también en: barba, cejas, vello axilar y pubiano.

  • PILI TORTIS: aparecen en el tallo piloso zonas aplanadas y retorcidas 180 grados.
  • TRICORREXIS INVAGINADA: “cabello de bambú” alteración de tipo nodular, con una formación en cúpula en su extremo proximal e invaginación en la parte distal. En estas deformaciones se pueden dar fracturas transversales.
  • TICODISTROFIA: es de carácter hereditario. Se caracteriza por un bajo contenido en aminoácidos azufrados, sobre todo cistina. Los cabellos se presentan muy frágiles, con surcos y crestas anormales y bandas amarillas y oscuras, aspecto cola de tigre
  • PELO LANOSO: presencia de pelo rizado sólo en zonas localizadas del cuero cabelludo.
  • SINDROME DEL CABELLO IMPEINABLE: los cabellos se agrupan pero dirigidos en distintas direcciones, imposibilita el peinado y proporciona un aspecto seco y mate.

Alteraciones estructurales adquiridas.

  • TRICOREXIS NODOS/NUDOSA: es la más frecuente.  Se caracteriza por la aparición de uno o varios nódulos en el tallo capilar que corresponden a fracturas transversales incompletas del tallo, con un aspecto que recuerda a dos pinceles enfrentados.

Al microscopio observamos perdida de escamas cuticulares y un intenso desgaste en las porciones anterior y posterior de nódulo, lo que indica que ha sido producida por causa externas. Tiene importancia cuando se encuentra en distintas zonas del cabello.

  • TRICOCLASIA: fractura transversal del tallo piloso con bordes irregulares que provoca un aspecto de pincel. La rotura del pelo causa su acortamiento, si ocurre en una zona más o menos amplia, da la impresión de ser una placa de alopecia. Suele ser la evolución de la tricorrexis nudosa.
  • TRICOPTILOSIS: “puntas abiertas”. Fractura longitudinal en el extremo distal del tallo capilar. Se debe al desgaste de la cutícula por erosión ambiental. Suele ser más frecuente en cabellos largos.
  • TRICONODOSIS: presencia de nudos o lazos en el pelo. Aparecen en cabellos maltratados por maniobras inadecuadas en la aplicación de cosméticos y en el cepillado y peinado del cabello.
  • PELO EN BAYONETA: es una alteración estructural que consiste en un afinamiento y una hiperpigmentación del extremo del tallo piloso. Antes de afinarse aparece una zona anormalmente engrosada.

Se localiza en la zona de la coronilla y su causa es una obstrucción del orificio del folículo piloso debida a un depósito de escamas de queratina. En algunas mujeres acompaña  a la seborrea y pitiriasis.

  • TRICOMALACIA: aparecen en placas de alopecia, donde pueden observarse folículos que retienen cabellos muy deformados y rotos cuya raíz está retorcida.

Se atribuyen a una tracción constante sobre el tallo piloso debido a peinados tensos o en personas que padecen tricotilomanía (habito nervioso que consiste en arrancarse los cabellos)

  • PELO ENFUNDADO: se trata de una anomalía en la que los tallos pilosos se encuentran envueltos, de un material blanquecino que se pueden deslizar por el tallo. Este material puede ser propio (restos de vainas foliculares o escamas) o externos (depósitos de cosméticos, hongos, bacterias).

Como vemos, las alteraciones adquiridas, pueden llegar a tener una buena solución ya sea por cambiar el hábito en nuestro cepillado diario o por introducir en la alimentación algún nutriente que nos falte.

Así que chic@s, no dudéis en poner fin alguna de estas afecciones que seguro que tenemos alguna sin detectar para que nuestro pelo se vea aún más bonito y saludable.

Entradas relacionadas:

Todavía no hay opiniones. ¡Anímate!

Deja un comentario

Porque no todo el monte es orégano ni toda la química es dañina